AL FINAL, BUEN TIEMPO EN LA SALIDA DE PEÑA SOLANO

CON LA PEÑA MONTAÑESA DE FONDO

CON LA PEÑA MONTAÑESA DE FONDO

Tras muchas dudas, el pasado domingo se decidió hacer la ruta que estaba programada por el camino que da la vuelta a Peña Solano desde Ceresa.

Al final, Jesús, Alberto, Sonia, Jorge, Bego e Israel quedamos en el parquing de Ceresa para emprender la ruta.

El domingo amaneció algo travieso, con una fina lluvia que amenazaba con crecer y convertirse en algo más importante, lo que nos hizo replantearnos la excursión. Al final, decidimos subir a la Collada con los coches y hacer la ruta aunque estuviera lloviendo, pero justo al llegar arriba, la lluvia cesó y quedó una mañana estupenda, nublada, pero con una temperatura ideal para andar por la montaña.

Y así, pletóricos de ánimo emprendimos el camino por el lado Norte, deteniéndonos a observar algunas setas que nos encontrábamos por el camino y que Jesús nos exlicaba estupendamente, hasta que llegamos al magnífico Hayedo que se encuentra en la cara norte de la Peña Solano, y que nada tiene que envidiar al de Ordesa en cuanto a espectacularidad y belleza.

Un detalle del magnífico hayedo

De allí se cogía una pequeña subida hasta que llegabas al lado Oeste, donde el camino se volvía un poco más técnico, especialmente cuando se cruzaban las pedreras, ya que estaban húmedas y un poco sueltas, debido a la nieve que había caído la semana anterior. Y por fin, salimos al collado donde se puede ver ya el lado Sur, con vistas a Ceresa, Laspuña, Los Pozos, etc… todo un espectáculo para la vista.

en el collado, con la Peña Montañesa al fondo

De allí, el plan inicial era bajar a Ceresa, pero como los coches estaban en la Collada, se volvió por el sendero que recorre la otra cara de la Peña solano, siendo éste un poco más complicado de seguir, ya que en está un poco perdido, y se encuentra muy deteriorado por los desprendimientos y la escorrentía del agua.

Sonia, Jesús, Alberto, Isra, Aarón, Bego y Jorge

Pero a pesar de todo, y de pasar nuestro momento de “aventura” en el famoso “paso del desprendimiento”, llegamos de nuevo al inicio, completando así la vuelta completa a la Peña Solano, y terminando la excursión con un merecido y suculento almuerzo que, como dice Alberto, era “para no perder peso”, ya que podíamos haber perdido algo con la excursión….. es que Alberto está en todo.

Cotiella desde La Collada

De nuevo me gustaría deciros que ha sido un placer caminar con vosotros, y espero que sigamos animándonos a realizar más excursiones, y a disfrutar juntos de la naturaleza.

Hasta la siguiente wakhanes!!!!

 

2 comentarios

  1. Estupendo el comentario, ha salido que ni hecho a posta. A este paso te hacen academico de la lengua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: